Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - FR  - IT  - PT ]

MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI
A SU SANTIDAD KAREKIN II
EN EL 10° ANIVERSARIO DE SU ELECCIÓN
COMO PATRIARCA SUPREMO Y CATHOLICÓS DE TODOS LOS ARMENIOS

 

A Su Santidad
Karekin II
Patriarca supremo y Catholicós de todos los armenios

"Gracia a vosotros y paz de parte de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo" (Ga 1, 3).

Santidad, en la gozosa ocasión del décimo aniversario de su elección y entronización como Patriarca supremo y Catholicós de todos los armenios, le dirijo mi más afectuoso y fraterno saludo.
Doy a gracias a Dios por las bendiciones que el Señor ha concedido a la Iglesia apostólica armenia mediante su ministerio, Santidad. Conozco también su compromiso personal a favor del diálogo, la cooperación y la amistad entre la Iglesia apostólica armenia y la Iglesia católica, manifestado claramente por los encuentros que han tenido lugar recientemente entre Su Santidad y el Sucesor de Pedro. Rezo para que las buenas relaciones que hemos entablado entre nosotros sigan creciendo en los próximos años.

La recuperación de la libertad para la Iglesia en Armenia hacia finales del siglo pasado supuso una gran alegría para los cristianos de todo el mundo. La tarea inmensa de reconstrucción de la comunidad eclesial le ha correspondido a usted, Santidad. Todo lo que ya se ha logrado, en tan poco tiempo, es verdaderamente extraordinario: han nacido nuevas iniciativas en el ámbito de la educación cristiana de los jóvenes y la formación del clero; se han creado nuevas parroquias; se han construido nuevas iglesias y centros comunitarios; y se han promovido los valores cristianos en la vida social y cultural de la nación.

Santidad, imploro a Dios todopoderoso que, por intercesión de san Gregorio el Iluminador, estemos cada vez más unidos mediante un vínculo santo de fe, esperanza y caridad cristianas. En este importante aniversario le pido a Dios uno y trino que derrame sus bendiciones sobre usted, Santidad: que el amor de Dios Padre lo abrace, la sabiduría del Hijo lo ilumine y el fuego del Espíritu Santo lo inspire.

Con sentimientos de estima, le aseguro mi afecto fraternal en el Señor.

Vaticano, 27 de octubre de 2009

BENEDICTO PP. XVI 

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana