Index   Back Top Print



PALABRAS DEL PAPA BENEDICTO XVI
AL CARDENAL FRANCIS ARINZE,
EN EL 40 ANIVERSARIO DE SU ORDENACIÓN EPISCOPAL


Lunes 31 de octubre de 2005

 

Eminencia: 

Me complace recibirlo, junto con sus amigos de la comunidad nigeriana de Roma y otros visitantes de su país, que han venido a unirse a usted en la celebración del cuadragésimo aniversario de su ordenación episcopal. Le expreso de buen grado mi sincera felicitación y mis mejores deseos con esta ocasión.

Ayer, en la iglesia de Santa María en Traspontina, usted celebró una solemne misa de acción de gracias a Dios todopoderoso por el don de sus cuarenta años de ministerio episcopal. Hoy me alegra unir mis oraciones a sus intenciones, y pido al Señor que sea su guía y su fuerza mientras sigue sirviendo a la Iglesia con amor y celo. Invocando sobre su eminencia, por intercesión de María, la Madre de Dios, los dones divinos de alegría y paz, le imparto de corazón mi bendición apostólica a usted y a todos los que participan en esta gozosa celebración.

 

© Copyright 2005 - Libreria Editrice Vaticana

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana