Parada en el Convento de las Hermanas de la Presentación

Les agradezco su valioso servicio, las bendigo y aliento su misión educativa: cultivar con amor las semillas de bondad, belleza y verdad que Dios siembra en las nuevas generaciones.

Cracovia, Polonia




Fotografìas