Index   Back Top Print


PALABRAS DEL SANTO PADRE FRANCISCO
AL PERSONAL DE LA FLORERÍA APOSTÓLICA Y A SUS FAMILIARES

Sala Clementina
Viernes 17 de enero de 2014

 

Dirijo un cordial saludo a vosotros y a vuestros familiares, queridos amigos:

En estos meses me he dado cuenta de cuán valioso es vuestro trabajo. Ello concierne principalmente la preparación logística de las audiencias y las celebraciones en la basílica vaticana, en la plaza de San Pedro, en el aula Pablo VI, en el palacio apostólico y en las demás basílicas papales. La organización de los ambientes para los diversos encuentros del Papa con los peregrinos, como también para las diversas actividades de la Santa Sede, es una obra indispensable, para lograr sitios acogedores e instrumentos funcionales.

Vuestra actividad, que incluye también el mantenimiento ordinario de los apartamentos vaticanos, es ardua e implica espíritu de sacrificio y mucha paciencia. Pienso, por ejemplo, en el trabajo de organizar cada semana los miles de sillas para los peregrinos que vienen a las audiencias generales; como también la labor en vuestros diversos talleres. Os agradezco de corazón la atención, la profesionalidad y la disponibilidad con la que desempeñáis vuestro trabajo. Os animo a perseverar en la fidelidad a vuestros deberes y a mantener entre vosotros un clima de serenidad, de mutua confianza y benevolencia. Este estilo de vida y trabajo redundará en beneficio de toda la comunidad laboral del Vaticano.

Con estos deseos, invoco sobre vosotros y vuestras familias la protección de san José obrero, que custodiaba a la Sagrada Familia, a Jesús; y con afecto os doy mi bendición. Y primero invocamos a la Virgen, rezamos a la Virgen, para que también ella nos proteja. Avemaría...

 




© Copyright - Libreria Editrice Vaticana