Index   Back Top Print


ORACIÓN DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II
PARA EL SEGUNDO CONGRESO AMERICANO MISIONERO
(CAM 2)


Solemnidad de Pentecostés
Domingo 19 de mayo de 2002

 

 

Padre bueno y misericordioso,
te alabamos por el gran don de la vida,
que tú concedes generosamente
y proteges desde su inicio hasta su ocaso natural.

Te damos gracias por tu Hijo Jesucristo,
que se hizo uno de nosotros
y dio su vida como buen Pastor,
para congregarnos en la Iglesia, tu gran familia,
y salvar a los hombres y mujeres de todos los tiempos.

Envíanos la luz y la fuerza de tu Espíritu
para que, confirmados en la fe y robustecidos en el amor,
vivamos en santidad de vida y con alegre esperanza
el compromiso cristiano y misionero de nuestro bautismo.

Padre bueno y misericordioso,
rejuvenece a tu Iglesia en América
con el impulso apostólico de las comunidades
y grupos cristianos, para anunciar dentro y fuera
del continente el Evangelio de Jesús,
luz y esperanza de los pueblos.

Bendice la preparación del
Segundo Congreso americano misionero
y haz que, con nuestra vida de fe
y el testimonio personal proclamemos
con nuevo ardor a Cristo, camino, verdad y vida,
en los diferentes ambientes de la sociedad actual.

Padre bueno y misericordioso,
concédenos en este Año misionero
los dones de tu Espíritu como en un nuevo Pentecostés.
Te lo pedimos por intercesión de María, Madre nuestra,
y de los santos y santas de nuestro continente.

Amén.

 

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana