Index   Back Top Print


DISCURSO DEL SANTO PADRE
AL GRUPO «CENTRO CULTURAL JUAN PABLO II»

Jueves 27 de mayo de 2001


Eminencia;
queridos amigos:

Me complace daros de nuevo la bienvenida al Vaticano este año. Doy las gracias al cardenal Maida por tenerme informado del continuo progreso del Centro, y expreso mi gratitud a todos los que han apoyado su misión de promoción del diálogo y de enriquecimiento mutuo entre el mundo de la fe y el de la cultura.

El Centro ha surgido por la firme convicción de la Iglesia de que sólo el misterio de Jesucristo ilumina plenamente el misterio del hombre y que, por tanto, puede proporcionar un fundamento sólido para el progreso auténtico de la familia humana en la justicia, la paz y la solidaridad. Hace veinte años, al comienzo de mi pontificado, tracé las líneas que la Iglesia de nuestro tiempo está llamada a seguir, fiel al concilio Vaticano II, para cumplir su misión en el mundo.

«La Iglesia desea servir a este único fin: que todo hombre pueda encontrar a Cristo, para que Cristo pueda recorrer con cada uno el camino de la vida, con la potencia de la verdad acerca del hombre y del mundo, contenida en el misterio de la Encarnación y de la Redención, y con la potencia del amor que irradia deā€¢ella» (Redemptor hominis, 13).

Hoy, mientras la Iglesia se acerca al tercer milenio de la Encarnación, pido al Señor que el Centro, con su actividad intelectual, artística y cultural, contribuya a que la rica tradición y la experiencia de la Iglesia afronten las grandes cuestiones humanas y éticas que están forjando el futuro de vuestra sociedad.

Queridos amigos, ojalá que vuestra peregrinación a esta ciudad, donde los apóstoles Pedro y Pablo dieron su último testimonio de Cristo resucitado, os impulse a una unión más profunda con el Señor y con su Iglesia. Que la Madre amorosa del Redentor nos guíe a todos en nuestra peregrinación hacia el gran jubileo y hacia la plenitud de vida en el reino de Dios.

A vosotros y a vuestras familias os imparto cordialmente mi bendición apostólica.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana