Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - FR ]

DISCURSO DE SU SANTIDAD PABLO VI
AL EMBAJADOR DE TURQUÍA ANTE LA SANTA SEDE*

Jueves 5 de diciembre de 1968

 

Señor Embajador :

Con especial complacencia le damos la bienvenida como embajador extraordinario y plenipotenciario de Turquía ante la Santa Sede.

Sus amables palabras rememoraron Nuestra histórica visita, que fue testimonio de las excelentes relaciones de cordial amistad existentes entre la Iglesia Católica y Turquía, y de Nuestra admiración por un país justamente famoso por sus bellezas naturales y sus tesoros artísticos, que hemos visto en Estambul, Efeso, y Esmirna, junto con sus monumentos religiosos.

Conservamos el más simpático recuerdo de la solemne y cordial bienvenida que nos dispensaron tanto Su Excelencia, el Presidente de la República, como los honorables miembros del gobierno. Recibimos entonces, una profunda impresión ante la evolución de la moderna Turquía, debida a los sabios y previsores esfuerzos de sus estadistas.

Bien conscientes de la situación de la Iglesia Católica en su país, confiamos que ella seguirá gozando de las libertades civiles proclamadas por la Constitución turca y la plena confianza de las autoridades, porque el gran deseo de los católicos es contribuir cada vez más generosamente al bien espiritual y social del país.

Deseando ardientemente consolidar e incrementar las relaciones de amistad, sincera y cordial entre Turquía y esta Sede Apostólica, hacemos llegar a usted, Excelencia, Nuestros buenos deseos para su importante misión; y mediante sus buenos oficios, enviamos respetuosos y cordiales saludos al jefe del Estado, al gobierno y a todo el amado pueblo turco. Sobre ellos y sobre Su Excelencia y familia invocamos la protección y asistencia de Dios Todopoderoso.


*ORe (Buenos Aires), año XVIII, n°830, p.2.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana