Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - FR ]

DISCURSO DE SU SANTIDAD PABLO VI
AL SR.  LEABUA JONATHAN,
PRIMER MINISTRO DE LESOTO*

Jueves 30 de octubre de 1968

 

Señor Primer Ministro:

Apreciamos altamente el honor que nos hace con su visita y le damos una cordial bienvenida a Nuestra Casa.

Nos sentimos felices al saber que la acogida brindada al mensaje cristiano en su país le ha permitido obtener resultados inmediatos y sobresalientes, con relación no sólo al progreso en la organización de la vida moderna, sino también a los ideales de la justicia, de la libertad y de la paz; para tales ideales la fe encuentra la correspondencia adecuada en el sentimiento humano y en la cultura indígena del pueblo de Lesotho.

Por otra parte, nos complacemos en saber que la Universidad independiente de Lesotho lleva el nombre de Roma, tan rico en significado místico, histórico y espiritual, y que es la sucesora del instituto precursor que lleva el nombre de Nuestro ilustre y venerado Predecesor Pío XII. Nos, Señor Ministro, aprovechando sus buenos oficios, enviamos un saludo especial a esta institución.

Con paternal interés hemos seguido la evolución reciente de Lesotho, rogando para que su país pueda seguir su camino hacia relaciones cada vez más pacíficas con sus vecinos y con las demás naciones del mundo. V. E. conoce bien los esfuerzos desinteresados que la Iglesia Católica realiza, par medio de sus sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos bajo la dirección de sus Obispos, para promover la salud, el bienestar y la educación de su pueblo. En una nación que respeta la libertad de la Iglesia, estos esfuerzos continuarán y seguirán desarrollándose para el bien de Lesotho y el progreso de sus ciudadanos.

Invocando la protección de Dios sobre sus admirables esfuerzos y los de su gobierno, le pedimos a El que bendiga y haga prosperar a la nación de Lesotho y a todo su amado pueblo.


*ORe (Buenos Aires), año XVIII, n°825, p.3.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana