Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - FR ]

 DISCURSO DE SU SANTIDAD PABLO VI
AL GRAN MAESTRE DE LA SOBERANA ORDEN DE MALTA*

Lunes 28 de junio de 1971

 

Queridos hijos:

En el ambiente de la fiesta de San Juan Bautista, Nos acogemos gustoso al Gran Maestre de la Soberana Orden de Malta, con la delegación que le acompaña.

Vuestra vocación se integra hoy en el marco de la asistencia a los más pobres y de las obras caritativas que dicha asistencia comporta. Nos conocemos las iniciativas que vuestra Orden ha tomado ya en este campo, en los diversos continentes, en colaboración con las autoridades locales competentes. Os animamos de corazón a proseguir y a ampliar cuanto permitan vuestras posibilidades, este servicio desinteresado, sobre todo allí donde se manifiestan hoy las necesidades más urgentes y mis trágicas, allí donde los hombres están entregados sin defensa al hambre, a las epidemias, a las consecuencias desastrosas de la guerra.

Esta caridad verdaderamente cristiana ¿no será ésta la manera más elocuente de anunciar al Señor en el mundo de hoy la de preparar sus caminos según el espíritu del Precursor – vuestro santo Patrón – que invitaba a sus discípulos a compartir, testimoniar la fe que la Orden de Malta tiene tradicionalmente, como honor proclamar y defender? Porque importa que la Orden conserve su carácter religioso y católico. Sí, «que vuestra luz brille así a los ojos de los hombre a fin de que vean vuestras buenas obra y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos» (Mt 5, 16).

Con estos sentimientos Nos os renovamos la seguridad de Nuestro cordial afecto y Nos damos a vosotros y a todos los miembros que colaboran con vosotros: así como a vuestras familias, Nuestra paternal bendición apostólica.


*L'Osservatore Romano, edición en lengua española, n.28 p.11.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana