Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - IT  - PT ]

VIDEOMENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO
CON OCASIÓN DE SU INMINENTE
VIAJE APOSTÓLICO A RUMANÍA

[31 de mayo - 2 de junio de 2019]

[Multimedia]


 

Queridos hermanos y hermanas de Rumania:

Faltan solo pocos días para el viaje que me llevará entre vosotros. Este pensamiento me alegra y deseo desde ahora enviar a todos mi más cordial saludo.

Voy a Rumania, un país hermoso y acogedor, como peregrino y hermano, y doy las gracias al Presidente y a las demás Autoridades de la Nación por haberme invitado y por su plena cooperación. Ya saboreo la alegría de encontrar al Patriarca y al Sínodo Permanente de la Iglesia Ortodoxa Rumana, así como a los pastores y los fieles católicos.

Los lazos de fe que nos unen se remontan a los apóstoles, en particular al vínculo que unía a Pedro y Andrés, quienes según la tradición llevaron la fe a vuestras tierras. Hermanos de sangre, lo fueron también a la hora de derramar su sangre por el Señor. Y entre vosotros ha habido tantos mártires, incluso en los últimos tiempos, como los siete obispos greco-católicos que tendré la alegría de proclamar beatos. Aquello por lo que han sufrido, hasta el punto de ofrecer su vida, es una herencia demasiado valiosa para ser olvidada. Y es una herencia común, que nos llama a no distanciarnos del hermano que la comparte.

Voy entre vosotros para caminar juntos. Caminamos juntos cuando aprendemos a custodiar las raíces y la familia, cuando cuidamos el futuro de los niños y del hermano que está a nuestro lado, cuando superamos los temores y las sospechas, cuando eliminamos las barreras que nos separan de los demás.

Sé que muchos están preparando intensamente mi visita, y se lo agradezco de todo corazón. A todos vosotros os aseguro mi cercanía en la oración y os envío mi bendición. Y os pido, por favor, que recéis por mí. ¡Hasta pronto!


Boletín de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, 28 de mayo de 2019.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana