Index   Back Top Print

[ EN  - ES ]

DISCURSO DE SU SANTIDAD PABLO VI
AL SR. JOSEPH DUDLEY LAWRENCE, 
AL PRIMER EMBAJADOR DE LIBERIA ANTE LA SANTA SEDE
*

Jueves 30 de mayo de 1968

 

Señor Embajador:

Después de haber apreciado mucho vuestras fructíferas actividades como Ministro de Liberia ante esta Santa Sede, os damos ahora, de todo corazón, Nuestra bienvenida como primer Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de vuestro país.

Nos confiamos en que las excelentes relaciones de cordialidad y amistad ya existentes entre esta Sede Apostólica y la República de Liberia, debidas en gran parte a vuestra acción de cortés intermediario, serán cada vez más intensas, y para tal fin estamos siempre dispuestos a acoger las iniciativas de Vuestra Excelencia.

Un motivo de consuelo es también el progreso de la Iglesia en vuestro país, con la erección, de una provincia eclesiástica constante expansión de las instituciones educacionales, asistenciales y caritativas. Nos nos sentimos agradecidos por la libertad garantizada a la Iglesia en el cumplimiento de su misión y por la generosa colaboración, tan amablemente asegurada por las autoridades civiles.

Rogamos a Vuestra Excelencia que tenga la amabilidad de hacer llegar al Presidente de la República, al Gobierno y al pueblo de Liberia, Nuestra más profunda gratitud por sus saludos, y Nuestros mejores deseos de progreso, salud y prosperidad en la paz. Sobre ellos y sobre Vos, Excelencia, en el momento en que comenzáis vuestra nueva misión como Embajador, invocamos cordialmente las más selectas bendiciones, favores y gracias de Dios.


*ORe (Buenos Aires), año XVIII, n°804, p.4.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana