Index   Back Top Print

[ EN  - ES  - FR ]

DISCURSO DE SU SANTIDAD PÍO XII
A LOS PARTICIPANTES EN LA XII SESIÓN
DEL COLEGIO DE DEFENSA DE LA OTAN*

 Jueves 7 de noviembre de 1957

 

Nos proporcionáis esta mañana, Señores, el placer de saludar y de bendecir a los exponentes de una profesión antigua y noble que a veces, extrañamente, no es apreciada. Nuestra bienvenida es tanto más cordial porque representáis a un grupo de naciones hermanas – todas ellas por Nos amadas – cuya política, incluso en sus aspectos militares, se revela como la de los que aman y defienden la paz.

Independientemente de cualquier consideración de competencia y de eficiencia técnica – cuya importancia es indiscutible – es ciertamente sobre vuestra fidelidad a los ideales más altos posibles de «servicio público», sobre la que la comunidad de las naciones debería estar dispuesta a depositar su confianza. Que tiendan a ver en vosotros no solamente los expertos manipuladores de armas de destrucción, sino convencidos y devotos apóstoles de paz; no tan sólo «fuerzas armadas», sino auténticos «servicios armados» entregados a la defensa de los valores divinos y humanos que se hallan insertados en forma tan sencilla y sublime en la ley de la naturaleza y en el ordenamiento cristiano de vida para la familia, la Iglesia y el Estado – con arreglo a los cuales los hombres tienen que vivir y por los que sienten la satisfacción y el orgullo de morir.

Que podáis prestar, Señores, ese servicio vuestro a Dios y a la comunidad, una poderosa aportación a la predicación del Evangelio de paz entre los hombres, es Nuestra más fervorosa plegaria para invocar sobre todos vosotros, sobre vuestros colaboradores, vuestras familias y vuestros seres queridos, la Bendición Apostólica.


*ORe (Buenos Aires), año 7, n°312, p.6.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana