Index   Back Top Print

[ DE  - ES  - FR  - IT  - PT ]

SALUDO DEL SANTO PADRE FRANCISCO
A LOS PATRIARCAS Y ARZOBISPOS MAYORES
DE LAS IGLESIAS ORIENTALES CATÓLICAS

Lunes, 9 de octubre de 2017

[Multimedia]


 

Venerables y queridos hermanos:

Me siento feliz de estar con vosotros, Padres y Jefes de las Iglesias Católicas Orientales, para compartir las alegrías y los dolores de los fieles confiados a vuestros cuidados pastorales.

La solicitud por todas las Iglesias se manifiesta también a través de la comunión jerárquica con el Obispo de Roma, sucesor de San Pedro. Precisamente ser  Obispo de Roma es el fundamento del ministerio petrino, que es servicio de presidir a la caridad y en la caridad (Ign Ant, Carta a los Romanos,  Proemio).

Estoy convencido de que en la Iglesia debe ser impulsado y valorado el nexo que une la colegialidad y el primado petrino, para ejercer un "primado diaconal", el de Servus Servorum Dei.

Entre las tareas del Sucesor de Pedro, así como sucedió para la elección del apóstol Matías (cf. Hch 1,15-26), está la de  asegurar buenos obispos a las Iglesias particulares diseminadas por todo el mundo. A vosotros y a vuestros Sínodos, os pido que colaboréis en este servicio tan importante a fin de encontrar hombres aptos para ese ministerio.

Ahora os cedo la palabra e intentaré responder a vuestras preguntas.

 



© Copyright - Libreria Editrice Vaticana